top of page
  • Foto del escritorJairo Andrés Llano

Una joya escondida entre el Tayrona y la Sierra Nevada de Santa Marta

Actualizado: 19 ene 2023

Para los amantes de la aventura y los lugares naturales este es el destino más interesante de la Sierra Nevada de Santa Marta. Un Ecolodge con Malocas que corresponde con la arquitectura indígena de la tradición de la tierra sagrada. Seyakexa, nombre de este destino traduce "Hogar del Rayo" es una estancia a una hora de Guachaca en una caminata ascendente hacia la montaña, un trail que lentamente nos abstrae de la ciudad, del movimiento y la ansiedad hacia la paz, la calma y la conexión con la naturaleza que solo la selva puede darnos.



El lugar es un viaje en el tiempo, la estructura de madera y las cubiertas en palma hacen parte del concepto del lugar, sostenibilidad en todo el sentido de la palabra, materiales con una vida útil muy prolongada pero pertenecientes a la naturaleza, así como cuidado con las fuentes de agua, teniendo un consumo bajo de los afluentes de la montaña y eliminando el desperdicio mediante el uso de baños secos permiten que el impacto de este ecolodge esté en dialogo con la conservación de las reservas aledañas.


De la misma forma la electricidad del complejo esta hecho de fuentes renovables como la energía solar. Tanto la cocina como la maloca de habitaciones se nutren de estas celdas, que se cargan diariamente, se consume en las noches y disminuye el almacenamiento innecesario de energía.



El lugar es un espacio de desconexión, lejos de ruidos y deportes de alto impacto o actividades extremas, la invitación en Seyakexa es la contemplación. Su biodiversidad de fauna le permite ser un lugar ideal para el avistamiento de aves, y su geografía escarpada nos invita a caminar buscando los mejores miradores de la selva, de la imponente Sierra Nevada y su pico Simón Bolivar o la playa de guachaca, incluso encontrar una vista de las tres de un sólo golpe.


La vida pasa lento en medio de la naturaleza, subir al mirador para tomar un té en la mañana o estar escuchando a lo lejos a monos ahulladores mientras se disfruta de una cerveza son pasatiempos en esta pedazo de tierra que parece estar fuera del mundo y a su vez ser el mundo mismo.


Es un lugar ideal para entrar en la rutina de la naturaleza, levantarse en la madrugada a ver la Sierra, tomar un café colombiano filtrado, respirar aire puro y caminar hacia los ríos y quebradas de una de las zonas con mayor afluentes de agua del planeta. Bañarse en agua fresca, escuchar la naturaleza, alimentar la vista, los pulmones y el ser místico.


Vale la pena anotar que eres tú el responsable de la alimentación y logística. El lugar ofrece un acompañamiento para caminatas y tiene a disposición una persona de ayuda pero nada como llevar tus alimentos, hacer el plan de cocinar, poner en Seyakexa tu sello y disfrutar el día haciendo las cosas que te conectan con tu ser vital. Camina, recoge la leña, prende el fuego, disfruta de lo simple.


Recuerda revisar las recomendaciones del hospedaje y disfruta una experiencia que te quitará la respiración!


Puedes entrar aquí a su instagram y hacer reservas en su linktree




Comments


bottom of page